12.18.2010

Encuentro de credos

Documento consensuado por los representantes de las distintas comunidades religiosas del medio, con motivo de las Fiestas. Éste se redactó el jueves, durante una convocatoria que hizo el Ministerio de Desarrollo Social, en el marco de los preparativos por el "Encuentro de Pesebres" que se realizará el miércoles próximo en el Parque de los Niños (Catamarca).

CARTA A LA FAMILIA CATAMARQUEÑA

Familias de Catamarca: dentro de pocos días se celebra la Navidad, fiesta vivida intensamente por muchos de nosotros. Pensemos en ella, como un símbolo DE AMOR, PAZ, ALEGRÍA y UNIÓN.

El lazo familiar es el más íntimo, el más tierno y las más sagrada de todas las relaciones humanas sobre la Tierra: Dios instituyó la familia como la proveedora principal de las relaciones cálidas y preocupadas por el bienestar que el corazón humano anhela.

Así, la familia es el primer eslabón solidario que satisface en forma significativa la necesidad profunda y permanente de un sentido de PERTENENCIA, del AMOR y de la INTIMIDAD. Esta solidaridad debería tener el propósito que sus miembros se ayuden mutuamente para alcanzar la madurez, en la toma de responsabilidades e integración en el cooperativismo mutuo.

Diciembre es la época del año, para reavivar el espíritu de solidaridad, para hacer renacer las buenas acciones, para hacer crecer el árbol de nuestras vidas junto al agua que dé su fruto, y se mantenga fuerte como un algarrobo y delicado como una flor.
Hoy esta la necesidad de dar respuesta a la demanda de muchos de nosotros de lograr mayor Unión, de Revalorizar la Familia y de luchar por una vida social en Paz.

Una sociedad puede animar la vida de sus culturas cuando es capaz de reconocer que hay quienes piensan y actúan distinto, sin superioridades ni fundamentalismos, solo distinto, y desde cada lugar pueden recrear verdaderas formas de relacionarse, de expresar el sentir y el querer.

La familia catamarqueña debe afirmar el sentido de valor personal y de dignidad de cada miembro y protegerlo en un ambiente de RESPETO, IGUALDAD, SINCERIDAD y AMOR. En este círculo íntimo se desarrollan las primeras actitudes que son las más duraderas.
La creciente complejidad y la enorme presión de nuestra sociedad afecta críticamente las relaciones familiares. Los resultados son evidentes: FAMILIAS CON RELACIONES QUEBRADAS, DISFUNCIONALES, FALTA DE CONFIANZA MUTUA, CONFLICTOS Y VIOLENCIA FAMILIAR.

Hoy queremos alzar nuestras voces en favor de la Familia, en favor de las relaciones interpersonales ricas en justicia y amor que proviene de DIOS y su palabra escrita, desde donde se expresa un mensaje de Esperanza.
Usemos nuestras manos para construir una Catamarca enriquecida por valores morales y espirituales, por gestos de solidaridad, por amor hacia nuestro prójimo, nuestro hermano. Usemos nuestra inteligencia y dispongamos nuestros corazones para alcanzar una comunidad al servicio de la vida, como expresión autentica de amor a Dios.
Una sociedad justa, un desarrollo social que beneficie a todos, solo se logra si consideramos a la Familia como pieza fundamental del gran motor de la vida en sociedad.

Que el ejemplo de la familia de Nazaret reconforte nuestros hogares y abra una luz de esperanza para todos, como dijo Jesús de Nazaret: “Amaras al Señor Tu Dios con todo tu corazón, todas tus fuerzas y toda tu alma, y a tu Prójimo como a ti mismo”.

Dios quiera que la UNIDAD, LA PAZ Y LA SALUD FAMILIAR, sean protagonistas en este Nuevo Año que se avecina y que como comunidad catamarqueña podamos vivenciar el respeto al prójimo por medio del AMOR Y LA RECONCILIACIÓN.

Feliz Año 2012...Bienvenida... www.laveintiuno.com.ar

www.laveintiuno.com.ar (click para ir a la nueva pagina)