9.09.2011

Tiempo Actuales: Psicología Espiritual

Porque, en los tiempos actuales, es preciso que quienes trabajamos en el área de la salud nos comprometamos en abordajes de síntesis que contemplen la espiritualidad como componente esencial del quehacer terapéutico.

Porque vuelve tangible lo intangible y naturaliza la espiritualidad, integrándolacomo conocimiento aplicable a todos los órdenes de la vida cotidiana.

Porque el ser humano se encuentra en un punto de la evolución en que se tornauna necesidad imperiosa construir un pasamanos que apoye su tránsito, supasaje por el puente que lo está reconectando con la Conciencia, la Existencia y la Bienaventuranza. Ese pasamanos sería, precisamente, la Psicología Espiritual.
Porque la reconexión con lo esencial, con lo Divino, se vuelve una experiencia impostergable, y la Psicologíadebe ponerse al servicio absoluto de esta apasionante aventura.
Porque es necesario trabajar para la “agregación del hombre”, para ayudarlo a recobrar su verdaderaidentidad, para que el humano se reconozca esencialmente Divino en todas sus manifestaciones, unido al Uno en lo diverso.
Porque es tarea de la Psicología tomar la “desagregación” que el hombre presenta hoy entre su ChispaDivina, su Espíritu, su Alma, su mente, sus emociones y su cuerpo físico, y ayudarlo en la “agregación” paraque toda su manifestación se vuelva reflejo de su espejo original, de su Chispa Divina.
Porque es su función ordenar, en un sentido integral y profundo, las energías que conforman al hombre paraque espejo y reflejo se vuelvan uno.
Porque la Psicología debe trabajar para integrar la expresión múltiple de la conciencia, para facilitarle al hombre una experiencia de síntesis. La sola proximidad de habitar dicha síntesis producirá en el hombre el fin de su sufrimiento, dado que el origen básico y nuclear de cualquier patología o trastorno mental y/oemocional proviene, justamente, de un bloqueo o dificultad de comunicación entre el Alma y lapersonalidad.
Creemos firmemente que en este ciclo terrestre resulta necesario, para acompañar los cambios que estamosexperimentando como planeta y como especie, una Psicología que esté acorde con esta coyuntura y estostiempos.
En general, la desarmonía reinante en el hombre proviene de su desconexión con su Alma y su Espíritu. Estadesconexión puede ser tanto consciente como inconsciente. En toda experiencia de dificultades mentales oemocionales, existe un bloqueo en el fluir de la energía entre el Alma y la personalidad; entre susdimensiones superiores, su expresión terrestre y los niveles suprafísicos. Es llamativamente alta la cantidadde enfermedades en apariencia graves que mejoran cuando se puede reanudar o favorecer este circuito decomunicación.
Cuando hablamos de esta posible síntesis, estamos previendo una tarea verdaderamente conjunta entre laPsicología y la Medicina, pues ambas intentan hoy ser agentes promotores de la salud de la humanidad. Estapropuesta resulta más conducente que el crear otra rama o corriente dentro de la Psicología misma. Encualquier caso, lo que la Psicología Espiritual debe atender es al restablecimiento de la armonía perdida.
El conocimiento del orden y de las características del Universo espiritual y Cósmico es imprescindible para lacomprensión del desenvolvimiento del hombre aquí, en este espacio y en este tiempo.
Del libro “Pasamanos a la Conciencia”
Autora: Silvia B. Kamienomostki

Feliz Año 2012...Bienvenida... www.laveintiuno.com.ar

www.laveintiuno.com.ar (click para ir a la nueva pagina)