12.17.2011

Causa Moya: Guerrero seguirá detenido

La situación que originó que Jorge Moya sea internado en el hospital San Juan Bautista como consecuencia de un severo traumatismo de cráneo habría comenzado a aclararse. El imputado por "lesiones graves" se abstuvo de declarar en la indagatoria.

Si bien trascendieron varias versiones sobre lo sucedido el domingo a la madrugada en la avenida Pascual Jais, de Andalgalá, la de que el joven cayó de la moto sería la más fuerte. No obstante, y hasta tanto el panorama esté aclarado completamente, el joven Guerrero quedó detenido a disposición de la justicia.

La primera versión que se conoció del caso, y que fue emitida por un familiar de Moya, explicaba que el joven había sido agredido con un elemento contundente por el novio de una docente a quien él habría intentado defender para que su pareja no siguiera golpeándola. Sin embargo, y luego de que la fiscal Martha Nieva tomara decenas de testimonios, esta primera versión habría sido, en parte, desestimada.

Así trascendió que esa madrugada, Moya habría estado ingiriendo bebidas alcohólicas en el boliche conocido como 55/20 ubicado sobre la calle donde ocurrió el accidente. Moya y su primo hermano, de apellido Muro, habrían ido en moto y vieron cuando una pareja estaba discutiendo. Al parecer, y con la verdadera intención de ayudar, le dijeron al sujeto que la deje “en paz”, pero, por las condiciones en las que se encontraban, el pedido no obtuvo el resultado esperado.
Moya se habría bajado de la moto en la que iba como acompañante y discutió con Guerrero, para luego volver hacia el vehículo, previo tomar una piedra. Al arrancar la moto, el joven habría querido arrojar el elemento contundente, pero por el estado de embriaguez habría perdido el equilibrio y cayó de la moto. Su primo, en tanto, huyó del lugar dejándolo librado a su suerte.
Esta versión habría sido relatada por un guardia de seguridad que estaba cerca de la escena, que fue quien llamó a la policía. Cuando las fuerzas de seguridad llegaron, Moya estaba inconsciente en el suelo y a su lado permanecían Guerrero y su novia, quienes se habrían preocupado por el chico.
No obstante, y porque aún quedan varios testimonios para tomar, el jueves se libró el pedido de detención para Guerrero, con el objetivo de prevenir y mantenerlo a disposición de la justicia. En tanto, ayer, el juez de Garantías Rodolfo Cecenarro aprobó el pedido por lo que el joven acusado de golpear a Moya permanecerá en ese estado en la subcomisaría de Chaquiago.

Feliz Año 2012...Bienvenida... www.laveintiuno.com.ar

www.laveintiuno.com.ar (click para ir a la nueva pagina)